Enel inicia masiva inspección aérea en helicóptero en 1.250 kilómetros de red eléctrica de Alta y Media Tensión

Enel inicia masiva inspección aérea en helicóptero en 1.250 kilómetros de red eléctrica de Alta y Media Tensión

• Los patrullajes aéreos recorren las principales líneas troncales de distribución eléctrica de toda la zona de concesión de la Compañía (33 comunas de la RM), con el objeto de detectar potenciales puntos sensibles en la red, pudiendo así ser atendidos anticipadamente, de manera de disminuir los riesgos de interrupciones durante el próximo invierno.

Santiago, 2 de marzo de 2018 – Con el objeto de detectar puntos sensibles en el sistema eléctrico de Enel Distribución, que permitan anticipar y prevenir potenciales interrupciones del servicio, un helicóptero acondicionado especialmente con tecnología de última generación se encuentra inspeccionando un total de 1.250 kilómetros de red de alta y media tensión, correspondiente a 33 comunas de la Región Metropolitana.

El helicóptero permite alcanzar altos niveles de eficiencia, ya que el recorrer los más de 1.200 kilómetros de línea en forma pedestre, a lo cual debe sumarse el trabajo de análisis, podría demorar aproximadamente un año.

El Plan de Inspección Aérea fue presentado esta mañana en la Subestación Eléctrica El Salto, al que asistieron el ministro de Energía, Andrés Rebolledo; el subsecretario del Interior; Mahmud Aleuy; el superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila, quienes sobrevolaron las líneas de alta tensión junto al gerente general de Enel Distribución, Andreas Gebhardt.

El helicóptero encargado de patrullar las líneas tiene incorporado a su fuselaje 3 tipos de tecnologías en cámaras de alta resolución, capaces de escanear la infraestructura en razón de 500.000 puntos por segundo.

Para las labores de inspección, se utiliza tecnología termográfica, tecnología láser (lidar) y fotografías de alta definición, lo que permite detectar de manera rápida y efectiva, puntos con alta temperatura en la red, infraestructura de distribución o transmisión con algún daño visible y elementos muy próximos a las redes eléctricas, tales como ramas de árbol u otro tipo de objeto que pudiera entrar en contacto con la red produciendo cortocircuitos. Todo lo anterior, que al ser detectado a tiempo, permite ser atendido preventivamente, favoreciendo así la calidad de servicio.

“Esta actividad es parte del Plan de Invierno de Enel Distribución que contempla una serie de medidas preventivas que tienen por objeto mitigar y disminuir las posibilidades de interrupciones de suministro en situaciones de contingencia”, explicó Andreas Gebhardt, gerente general de Enel Distribución.

Plan de Poda

Más de 45 cuadrillas especializadas en el manejo de vegetación, en coordinación con los distintos municipios, ejecutaron el Plan de Poda de la Compañía, alcanzando un total de 1.896 kilómetros, despejando así las redes de distribución, de manera de contribuir a evitar interrupciones de suministro, producto de la caída de árboles o grandes ganchos de rama sobre el tendido.

Esta actividad involucró a las 33 comunas de la zona de concesión de Enel Distribución, priorizando las zonas y sectores con mayor arborización.

Los residuos generados producto de la poda fueron entregados a empresas que realizan la reconversión de éstos en biomasa, la cual es utilizada para la generación limpia de energía eléctrica.

Sistema de Telecontrol y reforzamiento de la Red

Con el propósito de acotar los tiempos de reposición cuando se produce una interrupción de servicio, la Compañía ha desplegado un plan para aumentar los equipos de telecontrol, de manera de favorecer la automatización de la red eléctrica, permitiendo que ésta pueda ser operada en forma remota.

Con la instalación de estos equipos, el sistema permite supervisar el estado de la red de media tensión, identificando interrupciones, pudiendo efectuar operaciones en forma remota desde el Centro de Operación del Sistema (COS), para reponer el servicio en cuestión de minutos, evitando así las demoras por el traslado de personal a los puntos de falla y de operación.

Durante 2017 se instalaron 102 equipos de telecontrol, con lo cual la red eléctrica de la Compañía supera los más de 1.500 equipos operativos, permitiéndole no solo reducir los tiempos de recuperación, sino que también reducir considerablemente y en cuestión de minutos, entre 30% y 90% la cantidad de clientes afectados por fallas en la red principal de media tensión.

Adicionalmente, Enel Distribución reemplazó aproximadamente 30 kilómetros de red de media tensión por red protegida, la cual es más robusta y resistente a los impactos de elementos extraños al tendido como la caída de árboles o grandes ramas, evitando así cortocircuitos e interrupciones de suministro. Actualmente, el 25% de la red aérea de la Compañía es protegida, porcentaje que se espera incrementar a razón de 80 kilómetros por año.

Enel Distribución atiende a 33 comunas de la Región Metropolitana

Enel Distribución es la principal distribuidora de energía eléctrica del país, con más de 1,8 millón de clientes. Su área de concesión es de 2.037 km2, que abarca 33 comunas ubicadas exclusivamente en la Región Metropolitana: Cerrillos, Cerro Navia, Conchalí, Estación Central, Independencia, La Cisterna, La Florida, La Granja, La Reina, Las Condes, Lo Espejo, Lo Prado, Macul, Maipú, Ñuñoa, Pedro Aguirre Cerda, Peñalolén, Pudahuel, Quinta Normal, Recoleta, Renca, San Joaquín, San Miguel, San Ramón, Vitacura, Santiago, Providencia, Huechuraba, Quilicura, Lo Barnechea, Colina, Lampa y Til Til.

 

<< Volver